Llamar o conectarse en pleno vuelo: claves de la normativa en Europa y diferencias con EE UU

  • -

Llamar o conectarse en pleno vuelo: claves de la normativa en Europa y diferencias con EE UU

Category : noticias

Es una de las grandes dudas entre los viajeros: ¿se puede usar el móvil en pleno vuelo en el avión? ¿Es legal? ¿Puedo llamar o conectarme… o ambas cosas? ¿Con qué condiciones? Conectarse a Internet o hacer llamadas de teléfono desde el propio terminal del usuario en un avión son dos acciones que desde este año se pueden realizar en las aerolíneas españolas y en el espacio aéreo nacional, pero siempre según la ruta y el vuelo programado. Además, la última palabra sobre este tema queda en manos de las compañías que, por el momento, se muestran reacias a permitir el uso intensivo de las señales electromagnéticas en sus naves. Desde Eroski Consumer repasan todas las novedades en cuanto a la posibilidad de llamar o conectarse a la Red en un avión. ¿Son peligrosas las ondas? En el momento de subir a un avión, uno de los mensajes de alerta de la tripulación insiste en la obligación de apagar los dispositivos electrónicos en el despegue y el aterrizaje. Una vez alcanzada la velocidad de crucero, sin embargo, lo normal es que se permita utilizar estos aparatos aunque en ‘modo avión’; es decir, sin posibilidad de realizar llamadas o conectarse a Internet. La razón es el temor a las posibles interferencias que estos dispositivos puedan causar en los aparatos electrónicos de la aeronave y en sus sensores, muy arraigado entre el personal de cabina.

Sin embargo, ante la falta de pruebas de que las ondas electromagnéticas wifi o GSM sean peligrosas o perjudiciales para la salud, poco a poco el miedo está siendo superado. El avance de las tecnologías de telecomunicaciones y las normativas de apoyo a su empleo en aviones también están ayudando a ello. Diferencias entre Estados Unidos y Europa En Estados Unidos, la FCC, el organismo regulatorio de las comunicaciones, se plantea cambiar la legislación para dejar hacer llamadas en vuelo desde la nave. En Europa, la Agencia Europea de Seguridad Aérea permite desde hace unos meses tener el móvil o la tableta en “modo vuelo” durante las fases de aterrizaje y despegue. En cuanto a la conexión a Internet por red de datos, desde el año pasado existe una normativa que autoriza el uso de redes 3G/4G dentro de los aviones en vuelo. Sin embargo, este reglamento considera que el aeroplano es un “país roaming”; de esta forma, las tarifas de llamadas y conexión a la Red dependerán del operador de telecomunicaciones contratado por el usuario.

A pesar del mayor avance de las iniciativas legislativas en Europa, el uso del móvil y otros dispositivos portátiles en vuelo está más retrasado que en Estados Unidos. En el país norteamericano, desde hace años, compañías como Virgin America o America Airlines permiten navegar por Internet desde el avión a un precio razonable, que va de los dos dólares cada 30 minutos a un acceso ilimitado mediante una cuota mensual, no superior a 40 dólares, si el usuario es viajero habitual. La clave para que el coste sea inferior a Europa está en la tecnología empleada. Mientras que en el viejo continente se utilizan conexiones por satélite, en Estados Unidos la empresa proveedora de este servicio, Gogo, ha desarrollado una red wifi en tierra que alcanza la ruta de los aviones. De esta forma, las naves se conectan a Internet desde antenas terrestres situadas en todo el pasillo aéreo de las rutas más populares. Cómo se han de adaptar los aviones Cada avión tiene que ser adaptado para instalarle un módulo y antenas que dejen, por un lado, conectarse vía satélite para tener conexión exterior y, al mismo tiempo, crear una red GSM y wifi dentro de la nave. De esta forma, los usuarios que quieran utilizar este servicio tienen que conectarse a la red creada por el aeroplano. Iberia dispone de 13 nuevos aviones A330 y A340-600 en sus rutas de largo radio (utilizados en vuelos entre España y Estados Unidos) que cuentan con conexión por satélite para ofrecer wifi y GSM en roaming.

Otras empresas como Vueling han anunciado que durante este año instalarán este servicio en cuatro aviones A320. Para ello, han llegado a un acuerdo con Telefónica, que será la proveedora de este servicio. Air Europa también lo ofrecerá en sus líneas. Respecto al coste del servicio, la conexión a Internet vía wifi en aviones de Iberia es de 20 dólares por 22 megabytes de acceso a datos o de 30 dólares por 50 megabytes de límite de descarga. Este precio es caro y claramente insuficiente para que la navegación sea una experiencia satisfactoria. En cuanto a las tarifas de roaming en aviones, Vodafone especifica en su página web que este coste es de cuatro euros por minuto hablado más dos euros adicionales por establecimiento de llamadas (impuestos no incluidos). El precio del acceso a datos desde esta conexión GSM es de 10 euros por cada megabyte descargado. No obstante, no todas las aerolíneas cobran por ofrecer el servicio de conexión a Internet. En Europa, Norwegian Airlines brinda este servicio de forma gratuita en sus aviones B737. Esta página de eDreams enumera una lista completa de aerolíneas que dan acceso a Internet en el mundo.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail