El fin de los ordenadores se acerca

  • -

El fin de los ordenadores se acerca

Category : Sin categoría

En las últimas semanas, se han revelado algunos datos de ventas en España y en el resto del mundo que indican lo que parece una tendencia inexorable: el fin de los ordenadores.

O por lo menos,  el fin de los ordenadores tal y como los conocemos, con su C.P.U., su teclado y su pantalla. Las tabletas y los teléfonos inteligentes están ganando terreno a pasos agigantados, mientras que la venta de ordenadores se desploma.

Las ventas mundiales de ordenadores cayeron un 3,2% durante el primer trimestre de 2011, un descenso que no se producía desde 2009. En España, las ventas de ordenadores portátiles ha caído un 32 % y las de ordenadores de sobremesa, un 22 % en el primer trimestre de este año. Los datos de nuestro país se pueden explicar por la crisis económica que estamos sufriendo, y los de Estados Unidos, por factores como el terremoto de Japón o el alza del precio de los combustibles, que han frenado el consumo en toda la nación.

Esta situación puede desembocar en una nueva era, la de los dispositivos ultra-portátiles. Steve Jobs, CEO de Apple, afirmó en la presentación del iPad 2 que "nos encontramos en la era post-PC". Por supuesto, la frase tiene connotaciones publicitarias, porque el bueno de Steve quiere vender muchas tabletas de su marca. Pero parece que los datos le están dando la razón.

Las tabletas representan el un 4% del mercado de los ordenadores en nuestro país, y se espera que a finales de año está cifra se duplique, y que en 2012, llegue al 16%. Esta tendencia al alza también se está viviendo en el resto del mundo: en Estados Unidos, los iPads (y demás aparatos parecidos) copan el 26 % del mercado de los ordenadores.

Las funciones de tabletas y teléfonos móviles, como el poder utilizar redes sociales (Facebook, Twitter), enviar correos electrónicos, navegar por Internet, ver vídeo, escuchar música o jugar a videojuegos, son básicamente lo que un usuario medio suele exigir a un ordenador.  Además, las tabletas poseen otras características que resultan muy atractivas,  como una tamaño más pequeño, que las hace ultra-portátiles, y pantalla táctil, que facilita el uso de un software atractivo y sencillo para los usuarios. Las futuras generaciones de tabletas multiplicarán sus prestaciones, convirtiéndose en auténticos "monstruos" que permitan realizar tareas que hasta ahora sólo están al alcance de los ordenadores de sobremesa. Estos corren el peligro de quedar desterrados como simples máquinas útiles en determinados trabajos.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail